Saltear al contenido principal

Gastos deducibles y gastos necesarios

Se puede deducir los gastos si cumplen con el principio de causalidad